"En cuanto alguien busca la verdad se convierte en los ojos y la boca de Dios. Y por supuesto, se expone a que haya ateos que no crean en Dios."

lunes, 10 de febrero de 2014

EL MIEDO.

    
- He cerrado. Es que visto por ahí a varios machupichu rondando por la tienda o quizás no, no son esos... son algo así como... jolín, cómo se llaman estos, rumanos tal vez. Hay tantos tipos!! el caso es que este tío ha venido aquí varias veces diciendo que si quiero monedas o algo así.
     La entiendo. Está asustada y ha cerrado la tienda. Es domingo, y no hay un alma por la calle, excepto aquellos que no tienen casa, naturalmente. Dónde quieren que estén si no. En ese momento recuerdo la serie que ha regalado ese grupo de motes populares a todos los extranjeros del país y me cago en sus simpáticos guionistas. 

    Retrocedo veinte horas en el tiempo y me separo diez metros en el espacio. Entonces era noche cerrada, y conversaba dentro de un cajero con un extranjero que dormía dentro del banco envuelto en una manta sucia. No se atreve ni a levantar la cabeza. Está asustado, lo entiendo. En cualquier momento alguien puede llegar y llamar a la policía.  Al final, en un gesto inútil de empatía, le doy un par de barritas energéticas que por casualidad llevaba encima. Eso ayuda a romper el hielo. El hombre las devora con rapidez y se atreve a hablar.  
       - Soy soldador, rumano, pero no hay trabajo. Por favor, no llame a nadie.  
       - No pensaba hacerlo.
     La conversación es breve pero agradable. Él me habla de su vida a trompicones, mezclando el rumano constantemente. Yo escucho sin apenas interrumpir. Finalmente me despido. Me encantaría llevarle a mi casa. O a una casa de acogida. Ofrecerle algo más que una simple barrita. Pero naturalmente, yo también tengo miedo. "No es de mi incumbencia", pienso, me repito, me engaño, me condeno, mientras regreso vuelta a casa. Espero que me entiendan ustedes.  

domingo, 9 de febrero de 2014

TWO MINUTES OF HATE, BY BOWIE FT. ORWELL

     It´s been forty years since the rehearsal of David Bowie's Diamond Dogs, and twenty five since I am a fan of this singer, and after all these years, still I am wondering myself if this album was something outstanding in the musical arena, or just a glittering fraud. I suppose that for anyone who thinks carefully about Bowie, you have always this question in the end. Not maybe for Ziggy Stardust or Heroes, but   In some aspects, Diamond Dogs is one of the most pretentious works of Bowie's glorious years, specially when you see the political background of the whole album: a particular vision of George Orwell's 1984. In fact, in the beginning  Bowie's intentions were to make a kind of musical taking this book as a reference. In the end this was impossible (as too many other projects from Bowie) but Diamond Dogs remained as a part of an opera for 1984 that never was written. Specially astonishing is the very end of the album: the chant of the skeletal family. The banalizaty of terror, or how Glam infused into totalitarianism, a metaphor for our own times.  Two minutes of hate, said Orwell. Two minutes of glam, answers Bowie. All my respects for this great star of rock music, and specially for this two minutes...

jueves, 6 de febrero de 2014

SE CANSÓ DE ESPERAR


                          Cansado.
                          Cansado de esperar.
                          Cansado de hablar al viento.
                          Cansado de susurrar a gritos. 
                          Cansado de sonar hueco. 
                          Cansado de escuchar eco.
                          Cansado de verbo
                          Cansado de
                          cansado.

lunes, 3 de febrero de 2014

MAPA MENTAL DEL ESTADO


      Esta "tontería" ha necesitado más de cuatro horas de trabajo para las clases de ética. Y eso le lleva a uno a preguntarse si realmente merece la pena tanto mapa mental de Tony Buzan. Primero por el trabajo que supone -aunque ciertamente, nos vale para siempre- y segundo porque la elaboración de un mapa mental es clara para el que realiza dicho mapa pero no siempre para el que lo observa. Es verdad que hay programas sencillos que permiten la creación fácil de esquemas mentales, pero la disposición en neurona no siempre es clara -porque no es jerárquica- y a veces la información queda tan apelmazada que es difícil evaluarla. Así, lo abigarrado de nuestro mapa mental se convierte en un problema, y ya nos dicen los alumnos que deberíamos reestructurarlo de nuevo el esquema. Así, va a resultar que estos esquemas mentales son útiles... de tanto perfeccionarlos y rehacerlos.
     La forma de estrella o neurona nos resulta mucho más atractiva para las brainstorming de aula, puesto que la disposición radial permite una exposición democrática de las ideas, sin establecer jerarquías o distinciones en un primer momento, y luego permite ampliar aquellas ideas que son más atractivas. En cualquier caso, el mapa del estado quedó bonito...