El conocimiento os hará libres y las fronteras os harán gilipollas.

viernes, 11 de febrero de 2011

PENSIONES 2050

          El estado está de enhorabuena. En declaraciones del ministro neosocialista en el poder, 2050 se ha conseguido un superávit record en la caja de las pensiones. Quién iba a pensar que aquellas lejanas reformas que se iniciaron en el 2011 fueran a tener las dimensiones que demostraron con el tiempo. Pero lo cierto es que tras el pacto de ese año, en el que pasaron a 67 la edad de jubilación, a 38 los años cotizados para conseguir la pensión íntegra y a los últimos 20 años el cómputo sobre el que se realiza el cálculo de la pensión, las cosas empezaron a cobrar otro cariz. La reforma de 2028 añadiría diez años más al cómputo de la pensión, pero salvo en ese detalle, no ha habido cambios posteriores, ni falta que hacían. Los intentos de suprimir las "pensiones-parásito", como los conservadores empezaron a llamar a las pensiones no contributivas, fueron rechazados en sucesivas ocasiones por el parlamento. "En tiempos tan complejos como los que corren, dijo ayer el ministro Augusto Salazar, en los que el gasto estatal se ha disparado por las últimas catástrofes medioambientales, asegurar el superávit en otros gastos del estado es fundamental. Por eso, creemos que es una buena noticia que asegura nuestra relación con el Banco Europeo y asegura el flujo de crédito desde Pekín."  
         No todos son tan optimistas al respecto. El jefe de la oposición conservadora dijo que era una cortina de humo sobre otros temas más serios. El gasto público que se hace hoy en día sobre las pensiones es infinitamente menor que hace varias décadas y la parte del león se la llevan otros asuntos. Más bien, comentó para nuestro periódico digital, habría que hablar de la reconversión del sector turístico después del daño que han sufrido nuestras playas en la última década y la escasez de agua en algunas partes del país. "Pero eso no le interesa al gobierno, como siempre". Por último, el jefe de las Nuevas Izquierdas habló de "frivolidad escandalosa" la declaración del gobierno y recuerda la verdadera realidad. Tan solo el 25% de la población jubilada se beneficia del sistema de pensiones públicas. De todos los trabajadores, apenas un 17% puede constatar haber trabajado más de 38 años cuando ha llegado a los 67 años. O empezaron demasiado tarde o terminaron demasiado pronto: ese fue el destino de la generación perdida del 2010. Si además le añadimos que la gran mayoría de esos trabajadores fijos optaron por sistemas de pensiones privados (incluidos buena parte del pequeño funcionariado que aún es vitalicio), nos daremos cuenta que las pensiones que se pagan son irrisorias y la media no está muy por encima de las pensiones mínimas. "Una tercera parte de nuestra población jubilada está condenada a la caridad", sentenció el líder de la oposición de izquierdas. 

BYE BYE MR. MUBARAK

          El día de ayer me topé con la BBC en la televisión y estuve enganchado al sonido del televisor durante varias horas (enganchado a la imagen es imposible con un niño pequeño). Lo que me mantenía pegado era la expectación, verdaderamente televisiva, de la alocución que el presidente de Egipto Mubarak iba a pronunciar ante el pueblo egipcio sobre sus intenciones futuras. Las declaraciones fueron de lo más decepcionantes: después de anunciar la promesa de no renovar tras las elecciones de septiembre y de transferir algunos poderes a su vicepresidente, mantuvo un discurso patriótico y nacionalista en la que no dejaba de anunciar la importancia de mantener la estabilidad del pais. No era demasiado nuevo en un dirigente que se había enquistado en el discurso del orden para justificar su permanencia en el poder, y había dejado correr el tiempo para intentar el desgaste de una oposición callejera que quizás preveía más débil y menos organizada de lo que ha sido.
        Pero la frustrante declaración fue un espejismo, y cuando precisamente abandoné las noticias de Egipto, me encuentro con que el vicepresidente recién asignado anunció hoy la renuncia del último faraón. Mubarak steps down, it´s the most beautiful day of my life!, anuncia un opositor de los últimos 18 días en macarrónico inglés. No es para menos. El futuro está definitivamente abierto para Egipto. Muy posiblemente mañana mismo se iniciará la ruptura del consenso, se pondrá sobre la mesa la tutela del ejército en el proceso de transición, se probará el poder modernizante de la juventud egipcia frente a los escarceos fundamentalistas y multitud de cosas más que un distante europeo no puede percibir desde una pantalla de ordenador. Pero hoy es sin duda, un día de celebración para ese país. Quién sabe si este acontecimiento histórico tiene una trascendencia similar a lo que fue la caída del muro de Berlín para los europeos en 1989: el tiempo, una vez más, nos resolverá las dudas que ahora empiezan a disiparse.  

- Why don't you help me after all the things I've done for America?
- At the end democracy always wins, my friend.
- Oh, fuck off.

sábado, 5 de febrero de 2011

LA REVOLUCIÓN DE LOS JAZMINES (III): LA REVUELTA ESTÁ EN FACEBOOK

         Cuando Manuel Castells en los años noventa consideraba que la revuelta zapatista de 1994 había sido el primer acontecimiento político aupado por la red, y en la que el subcomandante Marcos fue celebrado como uno de los primeros líderes virtuales, pocos podían augurar que Internet pudiera aunar y formar conciencias políticas de la manera  que aceleradamente se están dando en los últimos años. Durante un tiempo, la red se consideró un espacio que fomentaba un atomismo social y la creación de una virtualidad que conducía a la inexorable retirada que el individuo postmoderno  hacía del espacio público. Todo esto se ha desvanecido en la última década, en los que los móviles y ordenadores, emails y mensajes han sustituido las octavillas y en los que las redes sociales y páginas web han alterado los tradicionales panfletos, al menos en las generaciones más jóvenes. Las manifestaciones de Irán del año pasado solo se reconocieron por twitter y por los vídeos grabados desde móviles que luego se colgaban en la red. Ahora, el inicio de las manifestaciones en Egipto se hicieron gracias a las redes sociales de grupos como el 6 de abril. En el ámbito de las democracias, ningún partido hoy en día puede permitirse descuidar el márketing  en la red.
        Indudablemente, el poder congregador de las nuevas tecnologías es un factor positivo para una sociedad civil que tiende continuamente a estar amenazada por multitud de fuerzas e intereses hostiles hacia ella. Sin embargo, me deja abierta las dudas que planteaban desde hace años los periodistas de la prensa escrita, como las que continuamente agitaba Ignacio Ramonet en Le Monde Diplomatique. El vistazo rápido, el vértigo en la información, la incapacidad de reflexionar sosegadamente sobre cualquier asunto, hace que estas movilizaciones internaúticas pierdan rápidamente el rumbo. Al éxito inicial de la llamada siguen después las dudas sobre qué hacer, qué programa seguir, qué opciones ideológicas hay de fondo.  Indudablemente esto ocurre en cualquier proceso de cambio político, y después del lema de la pancarta que une a todos se esconde la letra pequeña que nos divide igualmente. Pero podría ocurrir en ocasiones que ni siquiera la importantísima letra pequeña exista, o que no se haya reflexionado sobre ella. Es la línea divisoria entre las ideas impresas y las palabras en la pantalla de un ordenador. Con demasiada frecuencia no leemos más que unas pocas líneas de una entrada en una página, y eso no facilita las cosas.  

Nuestros ordenadores "tuneados" de 2007.