"En cuanto alguien busca la verdad se convierte en los ojos y la boca de Dios. Y por supuesto, se expone a que haya ateos que no crean en Dios."

sábado, 9 de enero de 2010

ES LA CARIDAD UNA VIRTUD ÉTICA?

Han pasado las Navidades, y en ellas se vende y se regala todo: incluso promesas de buenas intenciones, sentimientos caritativos y remordimientos de conciencia que pasan tan fugazmente como las propias fiestas. Entre estos sentimientos, la caridad y su vecina, la compasión, han tenido un tratamiento negativo desde los tiempos de Nietzsche, pero sigue ahí, encubierta: de las indulgencias de la religión se ha pasado a las galas de fiestas, partidos benéficos y toda la retahila de celebraciones que permiten un lavado de conciencia comunitario.
.
Si nos preguntamos por esa negatividad, está muy claro que la caridad y la compasión apuntan a lo vertical: la persona que está arriba limpia su mala conciencia ayudando a los que están debajo. Antes incluso los de arriba compraban la salvación de su alma con el ejercicio de esta caridad. El problema es evidente: la ayuda pasa y el de arriba seguirá arriba y el que está debajo seguirá también ahí in secula seculorum. Con razón decía Baudelaire que había que tratar a los pobres a bastonazos: así recuperarían su orgullo perdido y devolverían el golpe con más fuerza.
.
La caridad, si quiere ser sana, tiene que ser horizontal, y se denomina mejor solidaridad o fraternidad. Solidaridad: ponerse en la piel del otro como individuos iguales en una sociedad, ya sea local, nacional o global. La fraternidad implica un vínculo aún mayor: la hermandad universal. Defiendan la perspectiva que quieran: ya sea la línea de un frío contrato social o la de una religiosidad universal: lo que está muy claro es que sus objetivos no se basan en poner unos pocos parches a situaciones concretas. Esto es un primer paso pero no es el último fin.


3 comentarios:

  1. Como virtud teologal, la caridad consiste en el amor desinteresado hacia los demás. En el desinterés mepa que se trasciende a "los de arriba y a los de abajo". Sin embargo coincido en que existe ese lamentable punto de vista del "toma y daca" (doy y recibo, la contraprestación de la entrega, bien puede ser la limpieza de conciencia)
    Ahora, si se hace una fiesta para juntar fondos para una buena causa, y mucha gente va para salir en la foto de lo políticamente correcto, a mí poco me importa. Me alegro con que vayan muchos para que la recaudación sea mayor, qué motiva a esta gente, es un tema que me excede.
    Yo veo esto como algo de responsabilidad social, el compromiso que tenemos como ciudadanos. La sociedad somos TODOS, los incluídos y los excluídos. Los primeros sabrán qué hacen para persistir en esa cómoda situación o para revertirla.
    He dicho!
    Ah! y lo de Baudelaire un acierto. Si interesa, luego comento algo que esta ocurriendo en Argentina respecto a un subsidio que comenzó a otorgarse en diciembre..., la dignidad, bien gracias!

    ResponderEliminar
  2. Sí, en este caso el fin justifica los medios... Pero siempre que la acción no se reduzca a eso. Naturalmente, tampoco se trata de ir de super héroe cambia-mundos. Esa postura acaba siendo igual de frustrante...

    Por cierto, que me interesa que comentes cosas de tu país, y sobre todo de cuestiones sociales. Lo noto un poco cercano a mí, entre sorbo y sorbo de mate, cuando escribo en el blog!

    un saludo y gracias por tus comentarios!

    ResponderEliminar
  3. Ir de "cambia-mundos", no siempre implica ser super héroe. No sé si podría levantarme cada mañana pensando en no cambiar nada, casi que es un motor vital. Aunque mal no sea, revertir algunas de nuestras miserias.
    En diciembre se comenzó a otorgar en Argentina un subsidio por hijo, a todos los padres que no tengan una entrada formal (trabajo en blanco). Es muy fuerte caminar por al lado de los que hacen esa cola (eterna fila en las oficinas correspondientes, en los bancos, cajeros automáticos, etc.). Parecieran llevar el distintivo de "pobres", "nosotros somos los excluídos". En el banco buscan hacerse un lugar por la fuerza (no hablo de violencia,lo digo simbólicamente), pues es un ámbito que les es totalmente ajeno.
    En fin, lamentablemente de pobreza, aquí tenemos mucho por contar.
    Salud

    ResponderEliminar